Automotriz

Industria Automotriz en el Estado de México

Una de las actividades industriales de mayor importancia es la Industria Automotriz, y no sólo por sus productos, sino porque influye en toda una industria paralela y es precursora de otras grandes actividades industriales. El diseño, desarrollo, fabricación, ensamble, comercialización, servicio y reparación de automóviles, la convierten sin duda alguna en la industria de las industrias.

En nuestro país surgieron los primeros establecimientos automotrices en 1925, no obstante se dedicaban sólo a tareas de ensamble; hasta que en el año 1962, el presidente Adolfo López Mateos expidió un decreto para impulsar la integración de motores a los automóviles que se ensamblaran en el país.

A partir de ese momento, esta industria se instaló a lo largo y ancho del país, detonando el crecimiento de las regiones y municipios donde se asentó. Uno de estos lugares, fue el Estado de México, donde a la par de generar riqueza, contribuyó al desarrollo de mano de obra calificada y a la existencia de importantes centros educativos, que aunados a otros factores, hacen que en esta industria nuestra entidad sea líder y referente en el país y el mundo.

Hoy en día el Estado de México ocupa el tercer lugar nacional en la industria automotriz y de autopartes, generando 10% del valor total de la industria en el país, sólo después de Coahuila y Puebla. Estas actividades proporcionan fuentes de trabajo para 132 mil personas en la entidad.

La entidad alberga en su territorio nueve armadoras de vehículos: General Motors, Chrysler, Volvo, Daimler, Nissan, BMW, Ford, Peugeot y Autos Mastretta, siendo uno de los estados con mayor concentración de ensambladoras a nivel nacional.

Tan sólo en la fabricación final de vehículos, esta industria mexiquense se ubica en tercer lugar nacional, siendo ligeramente superado por Puebla y Coahuila, y genera empleo directo para poco más de 45 mil personas.

Durante 2011, en el Estado de México se construyeron 292 mil 921 unidades automotrices, las cuales representan 11.0% de la producción del país; pero es importante destacar que ocho de cada diez vehículos fabricados en territorio mexiquense se destinan a los mercados internacionales.

De la producción destinada a la comunidad internacional, 54% es de camiones y 46% de automóviles. Las unidades automotrices destinadas al mercado interno, se integran en 54% por tractocamiones, 22.3% por camiones ligeros, 22.1% por automóviles y sólo 1.1% por autobuses foráneos.

Además de las ensambladoras finales de vehículos, el Estado de México es territorio ideal para la instalación de empresas proveeduría de primer nivel (Tier 1), segundo nivel (Tier 2) y tercer nivel (Tier 3). Actualmente se cuenta con 243 empresas proveedoras, que generan empleo para más de 83 mil personas.

La cadena de proveedores del Estado de México se refiere principalmente a fabricantes de carrocerías y remolques, partes y componentes, y productos de hule.

En la fabricación de carrocerías y remolques el Estado de México ocupa el primer lugar nacional, y le siguen los estados de Nuevo León y Coahuila. En materia de Autopartes ocupa el cuarto sitio donde le anteceden Chihuahua, Coahuila y Nuevo León. Y finalmente, en la fabricación de productos de hule también se ubica en Primer lugar en el país, seguido de Morelos y Guanajuato.

En cuanto a su localización geográfica en la entidad, las empresas automotrices y de autopartes están distribuidas principalmente en Tlalnepantla, Naucalpan, Lerma, Toluca, Ocoyoacac, Cuautitlán Izcalli, Cuautitlán México, Tultitlán, Ecatepec, Santiago Tianguistenco y Atizapán de Zaragoza.

Inversiones sobresalientes en los últimos años:

En 2006, la empresa Chrysler anunció una inversión conjunta con sus proveedores de alrededor de mil millones de dólares, con el objetivo de ensamblar un nuevo vehículo en su planta de Toluca, principalmente para el mercado de exportación. La inversión generó 400 empleos directos y 1 mil 400 indirectos, dedicados a fabricar el vehículo Journey.

El 30 de mayo de 2008, la empresa Ford anunció el proyecto de ensamblar el nuevo vehículo “Ford Fiesta”, en su planta de Cuautitlán Izcalli, el cual se exporta a Norteamérica. El monto de inversión para este proyecto fue ligeramente superior a mil millones de dólares, impactando positivamente 2 mil 300 empleos.

En septiembre de 2009, la empresa Chrysler anunció una nueva inversión por 500 millones de dólares en la Planta Toluca para la producción del vehículo FIAT 500, principalmente para su exportación: esta inversión representó la generación de 500 empleos.